viernes, 26 de septiembre de 2008

  1. Tengan ustedes un buen día y un mejor viernes. Hoy les iba a hablar de las peripecias que uno hace para conseguir trabajo pero, como dijo Maru, una semana para el cachetazo: se nos fue Bety: una dama como ninguna, con el carácter de las maestras de antes, con la fuerza de un tren… Solía pasar por su casa a buscar a Celes y me decía: “¿Y hoy a dónde la vas a llevar a la nena?” “¿Van al Golden?” “Paren de buscar muchachos”, “No vuelvan tarde”, “Ojo con lo que hace” y tooooooodas esa cosas que las madres suelen decir o que me solían decir a mi jaja. Ir a la casa de Bety implicaba: 1. Que una sienta que al pasar la puerta estaba entrando a un iglú, porque salvo mi amiga, el resto de la familia vivía con calor y jamás de los jamases te prendían una estufa. 2. Instalarnos en el quincho a charlar largas horas y fumar a escondidas cuando Bety no se asomaba por la ventana de la cocina. 3. Una podía toparse con “Sandro” haciendo ejercicios montado a una de las máquinas de llame ya, con su bata imponente. 4. No parar de acosar al pendex un segundo, ni aún teniendo a sus novias enfrente, las cuales siempre me nefregaron. (salvo vos amiga, aunque delante de tuyo también lo correteaba). 5. Que siempre después de comer, Bety desplegara una “frutería” sobre la mesa y que yo le pidiera que me pelara la banana, lo cual hacía que la dama se fuera al carajo y me contestara: dejate de joder que ya estas grande y podes hacerlo sola” 6. Bety era de las pocas personas que durante una charla “seria” me llamaba por mi nombre completo. 7. Entre las muchas cosas que podían pasar, una era verla a Bety planchando en malla, mientras me preparaba arroz con calamares. 8. Las charlas con cafecito y sus recomendaciones: “nena ponete crema”; “dejá las zapatillas y cambiá por los tacos que estilizan” y la pregunta obligada: “¿cuando se van a conseguir un marido?” Y tanto jodió que un día la ubiqué a Celes y después del casorio vino el reclamo de: “nos tenes abandonados”; “¿cuándo vas a pasar a tomar unos mates?” y el afamado: “¿ y vos para cuándo?” . Más de una vez llevé a mi amiga pasadas de copas, esperando que la muy turra subiera las escaleras gateando para desconectar la alarma y rogando que Bety no nos encontrara en ese estado lamentable, porque ahí si que nos mandaba al rincón sin recreo… Me quedo con el recuerdo de Bety y sus rulos al viento, de su carácter fuerte y tierno a la vez, de las risas cuando me decía que dejara al “nene” tranquilo porque un día me iba a corretear él y ella se iba a cagar de la risa viéndome huir por el parque. Bety se merecía estas líneas… Amigos, que tengan ustedes un OPTIMO FINDE, VINITO TINTO Y CHARLAS CON AMIGOS HASTA ALTAS HORAS. OS QUIERO OS DOY

15 comentarios:

Sargento Dodó dijo...

Muy lindo Mile. Recordar asi a los padres de nuestros amigos como un padre mas, que nos caga a pedos como los nuestros, que nos cubre de nuestras cagadas ante los nuestros, pero al que a veces le tenemos mas miedo que a los propios, no por el reto en sí, sino por la vergüenza que nos daba defraudarlos. También perdí a uno de estos padres "extras" , hace mucho tiempo (encima en forma temprana y trágica) y nunca me olvido del golpe que fue para nosotros como grupo. Todas las "Betys" se merecen que las recordemos así por la importancia que tuvo para nosotros. Besos.

Cameron West dijo...

clap clap clap

evatomo dijo...

hola sheguita hace mucho que no visito tu diario, va en realidad ni a lno entro ultimamente, temitas personales, me gusto tus palabras dedicadas a bety aparte yo vivi una experiencia similar hace dos años con la madre muy querida de un amigo, creo que es la mejor manera de recordarla sisi, ahora sigo mi ruta, te dejo besos y de paso saludo a dodo que hace mil no hablo con el, chau shegua

Sargento Dodó dijo...

Besos Evilla, gracias por los saludos y que se mejoren los problemas.

Milecy dijo...

SARGENTO: mis amigas son hermanas y sus padres son los mios... es la mejor forma de recordarla.

CAMERON: gracias.

EVA: Hola gallinita!!! es verdad hace como mil que no te veia por acá, pasá más seguido, se te essstraña.
Ah se viene el clásico, te llamaré hija mía nuevamente????

Maru dijo...

Amiga!!!! Me uno a tus palabras....Beatriz fue y es en nuestros recuerdos una tipaza....ayer pensaba muchas cosas en el cementerio....y entre ellas....que grande Dios el habernos juntado a las 8....porque el dolor de una es el dolor de todas....y más que amigas....somos hermanas. Te quiero mucho y brindo por Bety!!!!!

Briks dijo...

sin siquiera conocerla uno adivina que debe haber sido un ser muy querible por todo el amor que transmitis en tus palabras

sueno como una vieja chota, pero realmente lo siento asi.

ABRAZO

gringa dijo...

Que lindas palabras,la verdad hablar asi de alguien es porque realmente lo merece y por siempre estara en nosotros,hay gente que dejas huellas imborrables,creo que este es uno de los casos,besos buen fin de semana

Milecy dijo...

Maru: Si amiga, brindamos por Bety y por las miles de cosas que dejó en cada una de nosotras.

Batman: Usted no es una vieja chota... en todo caso es: un viejo choto, jeje. Detras de todos esos músculos se nota que sos un "dulce de leche! Gracias!!!

Gringuita: Que tengas un buen finde vos también, fuerza a la distancia.

Ernestina dijo...

que lindas palabras nena!!
quiero ir a esa casa iglu en este momento.. me estoy derritiendo...
gracias por pasar.. y mucha suerte!!
saludos!

Milecy dijo...

Ernestina: pasá cuando quieras!!!
Un beso

Mariana dijo...

Triste.
Es real, todos nos mimetizamos con los padres de los amigos.

Espero tu amiga se recupere.
Saludos!

Sheller dijo...

Siempre nos pasa que los padres de nuestros amigos son, un poco, como nosotros quisiéramos que fueran nuestro padres. Y tal vez por eso los adoptamos un poquito. Y, porque como dice la conocida frase, la familia no se elige pero los amigos sí, es que elegimos a nuestros amigos como hermanos y a sus padres comolos nuestros. Un beso enorme y gracias por recordarme a mis padres postizos. Los que están y los que ya no.

Milecy dijo...

Mariana: Gracias por pasar!

Shell: si si, al menos a mi me pasa eso de adoptar padres pero a los mios no los cambio! y menos a "la Tuqui" que es la mejor madre por lejos!!!!

franvico dijo...

Tengo un gran recuerdo del padre de una amiga de la infancia, esos que yo la pasaba a buscar para ir al cole, y él era que nos jodía con toda esa sarta de cosas que nos decín antes... muchas gracias, por traerme recuerdos que se nos borran con el tiempo. MILE. De corazon!!!!!! gracias!!!!!